¿ADECUA TAMBIÉN LA ERTZAINTZA SU ACTUACION AL PROCESO DE PAZ?

29-11-06



Editorial

¿ADECUA TAMBIÉN LA ERTZAINTZA SU ACTUACION AL PROCESO DE PAZ?


La noticia que abre hoy nuestra primera página arroja serias dudas sobre la actuación de la Ertzaintza en uno de los actos de kale borroka más sonados desde el inicio del alto el fuego: el intento el pasado 10 de noviembre de quemar vivo a un policía municipal en el casco viejo de Bilbao. En los próximos días, el juez del caso deducirá testimonio de las actuaciones de la Policía Autónoma por delitos de falsedad y obstrucción a la Justicia después de que sus mandos omitieran datos fundamentales en su primer atestado sobre los hechos y se negaran durante días a entregarle el segundo.

El enfado del magistrado es comprensible. En vez de redactar en su primer atestado una narración minuciosa de los hechos acaecidos aquella tarde en Bilbao -desde la manifestación inicial convocada por Segi frente a la sede del PSE hasta los actos vandálicos en las calles del casco viejo en los que se encuadra el intento de agresión al policía-, los mandos de la Ertzaintza deciden entregarle al juez un informe de apenas tres folios en el que sólo relatan las circunstancias de la puesta a disposición judicial de uno de los dos jóvenes detenidos.
(.../...)

Ese primer documento -que ni siquiera incluye la declaración del policía municipal que fue objeto de la agresión- habla en sus conclusiones de meros «desórdenes públicos» y no de delitos de terrorismo, lo que parece un disparate, pues tanto los hechos (quema de cajeros, vuelco de contenedores, lanzamiento de cócteles molotov) como el modus operandi de sus autores (división del trabajo en grupos bajo una dirección única) presentan todos los ingredientes de otras acciones de kale borroka.

A la vista de que le han enviado un atestado incompleto, el juez de Bilbao solicita a la Ertzaintza un segundo informe. Lo hace hasta en dos ocasiones -el día 14 y el día 20- sin recibir ninguna respuesta. Finalmente, el día 21 la Policía Autónoma responde que no puede mandárselo porque el día anterior lo ha remitido a la Audiencia Nacional, donde la AVT había presentado una querella unos días antes.

El juez tiene todo el derecho a denunciar la incomprensible actuación de la Ertzaintza, que ha ignorado a quien en todo momento ha tenido la competencia sobre el asunto. Debía ser el propio magistrado y no un cuerpo policial quien decidiera si se habían cometido delitos de terrorismo y si por tanto el caso debía ser trasladado a la Audiencia.

El papel de la Ertzaintza en este caso contraviene la lógica jurídica y refuerza la percepción de que no está siendo lo suficientemente dura a la hora de perseguir los delitos de kale borroka. Conviene recordar que las decenas de actos vandálicos del entorno proetarra que se han sucedido desde el inicio del alto el fuego apenas han producido cinco detenciones pese a que en muchos casos sus autores han sido identificados. Más allá de los aspectos técnicos que la envuelven, esta polémica es un indicio más de que la Ertzaintza está acompasando su actuación al proceso de paz en vez de usar todos sus medios para combatir a ETA.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma