Leganés: otra incógnita más sobre el 11-M

29-11-06



Impresiones

Leganés: otra incógnita más sobre el 11-M


Muchos son los vacíos y las lagunas sobre lo sucedido el 11-M: se ignora el tipo de explosivo utilizado por los terroristas, se sospecha que la Kangoo y el Skoda eran pistas falsas y existen casualidades y hechos que no tienen una explicación racional. Por si ello no fuera suficiente, EL MUNDO revela hoy las importantes contradicciones del juez Del Olmo y la fiscal Olga Sánchez en el relato de lo que sucedió el 3 de abril de 2004 en Leganés, cuando murieron los siete islamistas cercados por las Fuerzas de Seguridad. El juez afirma en su auto de procesamiento que la UCIE había detectado hacia las tres de la tarde el piso donde se hallaban los miembros del comando. Inmediatamente después, la Policía desplegó un operativo de vigilancia, que culminó con la llegada del Grupo Especial de Operaciones (GEO) a partir de las seis y media de la tarde. A esa hora el piso estaba totalmente rodeado. En su versión, la fiscal Olga Sánchez sitúa la localización del comando una hora y media después y afirma que a las 18.45 horas se produjo un tiroteo en la estación de Zarzaquemada, próxima a Leganés, entre los miembros del comando y las Fuerzas de Seguridad. Dice en su relato que los islamistas fueron, tras este tiroteo, a refugiarse al piso de Leganés. Ello contradice totalmente el relato del juez, que ignora la existencia de este tiroteo y adelanta en varias horas la presencia de la UCIE en los alrededores del piso de la calle Martín Gaite. No estamos, pues, ante una diferencia de matiz, sino ante una variación sustancial que afecta a las horas, a cómo fue detectado el comando y a cómo transcurrieron los hechos. La disparidad de ambas versiones es una muestra más de la falta de seriedad y rigor de la instrucción judicial, que ni siquiera ha sido capaz de establecer con fiabilidad lo que pasó aquella tarde delante de cientos de testigos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma