Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




15.5.07

 

COMENTARIOS LIBERALES Los violentos FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS

 

15-05-07

COMENTARIOS LIBERALES

Los violentos


FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS

Durante la Dictadura y en los primeros años de la democracia, la violencia era una empresa en la que competían por una parte -de forma, digamos, más profesional- la extrema izquierda separatista, con la ETA y sus secuaces al frente, y, por otra parte, los grupos residuales de extrema derecha, generalmente ligados -aunque de forma irregular- a las Fuerzas de Seguridad del Estado, que fueron desapareciendo a medida que se iban depurando las distintas policías y fracasaba el 23-F, última intentona de reimplantar el franquismo sin Franco.
(.../...)
En rigor, puede decirse que la violencia ultraderechista con una clara orientación política, duró lo que tardó en asentarse el nuevo régimen. El millón de votantes de Fuerza Nueva y otros nostálgicos del franquismo, amén de los grupúsculos realmente fascistas, pasaron a votar a la primitiva Alianza Popular o, desengañados de una democracia y una política contra la que siempre habían estado, se fueron a su casa. La violencia de extrema derecha que ha quedado, cabezas y cerebros rapados que suelen ir al fútbol, con preocupantes residuos de complicidad policial, ha perdido la vocación política de los que tenían más claro lo que querían que aquello a lo que se oponían.

Pero mientras el PP mantenga la idea de España como elemento definidor de su identidad, no habrá una base de masas para que se desarrolle una extrema derecha racista y xenófoba. La extrema derecha en España, hoy por hoy, sólo existe en los discursos del PRISOE.

Pero la extrema izquierda, a diferencia de falangistas y piñaristas, no desapareció en los primeros años de la democracia y hoy forma un vastísimo frente que va desde ETA hasta el PSOE, desde los separatistas de todos los colores hasta los que ayer eran españolistas y hoy ya no saben lo que son, salvo gente que odia a la derecha y que, al abrirse la veda electoral, la agrede físicamente en sus sedes y en sus personas.

En estos cuatro primeros días de campaña, ha habido ocho incidentes serios contra el PP. Los más salvajes han sido protagonizados por los colegas legales e impunes de Otegui, el amigo de Cándido. Dos concejalas del PP, con sus dos guardaespaldas, ojo, fueron brutalmente agredidas en Bilbao mientras pegaban carteles y a una de ellas le rompieron una muela; qué coces a dos manos le darían. La brutal agresión a Nerea y Virginia me recordó la de los Guerrilleros de Cristo Rey a Pina López Gay en la Transición, el típico odio de las bestias a la belleza del enemigo.

Pero cuando vemos a gente del PSC atacando a Acebes o del PSOE atacando de nuevo a Ana Botella y llamando «asesinos» al PP, por el 11-M, la masacre que llevó al poder al PRISOE y que se niega a investigar, hemos de recordar que el jefe del extremismo de izquierda, el que jamás condena una agresión al PP, el que, como la policía antaño, les deja pegar y huir, se llama Zapatero.


Etiquetas: ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?