Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




17.5.07

 

La dinamita y el hambre acaban con el sopor

 

17-05-07



PREGUERIAS

La dinamita y el hambre acaban con el sopor


VICTORIA PREGO

Lo principal de la sesión de ayer estuvo fuera del proceso pero condicionó el ambiente del juicio durante toda la jornada. Eso tan principal resultó ser, por orden cronológico, la huelga de hambre iniciada por varios de los procesados y, horas más tarde, la llegada del informe de los peritos sobre los explosivos que estallaron en los trenes el día de la matanza.


La huelga de hambre esperaba al tribunal desde el mismo momento en que empezó la vista. Ése había sido el tema de conversación dominante entre periodistas y abogados a primera hora de la mañana hasta que se hizo el silencio y se abrió la sesión. Fue en ese instante, y ni un minuto más tarde, cuando Javier Gómez Bermúdez despejó las dudas de manera fulminante: estos señores no van a alterar el proceso, el juicio sigue y no se detendrá por la presión de un puñado de acusados. Formulada, claro, en términos jurídicos, ésta fue en esencia la almendra del mensaje del presidente del tribunal. Un recado destinado a la opinión pública y a los letrados pero, sobre todo, destinado a los huelguistas de hambre que al final del día ya eran 14 aunque había serias dudas de que todas las abstinencias fueran de verdad. Sean cuatro o sean 14, ya saben que hagan lo que hagan les va a dar igual. Y, por supuesto, no había un solo individuo en la sala del juicio que en esos momentos no tuviera su mente puesta en el etarra De Juana Chaos y en sus paseos al aire libre. Este caso es distinto por muchísimas razones, pero una fundamental es que los acusados del 11-M están en las exclusivas manos del tribunal y no existe la menor rendija por la que pudiera caber una presión política que, por otra parte, también resultaría inverosímil.
(.../...)
A esas horas, la noticia de que el informe sobre los explosivos acababa de llegar aún no había roto la rutina. Todavía nos estábamos desayunando con el visionado, por segunda vez en este juicio, de un videorreportaje sobre Mina Conchita, aderezado con comentarios al hilo a cargo de uno de los peritos de la Guardia Civil. Un off en directo que nos aclaró muchas cosas.

Con aquellos senderos para cabras, con aquellas cortadas a plomo de cientos de metros hasta el río, con aquellos canchales movedizos y asesinos y con aquella pendiente de vértigo en la subida a los polvorines, era evidente que para adentrarse en esa mina había que haberla conocido antes muy bien. En eso tenía razón el guardia civil. Pero si, a lo imposible del trazado, añadimos el hecho de que, según la acusación, el robo de los explosivos se hizo en plena noche y tras una formidable nevada, la conclusión de un observador es que quien haya subido allí para acarrear en unas pocas horas cientos de kilos de dinamita se ha jugado muy seriamente la vida. Y no es que haya que conocer muy bien ese terreno espeluznante. Es que, visto lo visto, resulta inaudito que tal cosa se haya podido llevar a cabo. Hubiera sido una acción suicida, sencillamente porque más de uno se habría despeñado entre la oscuridad. Seguro.

Fue a mediodía cuando los letrados recibieron los discos con el informe de los peritos sobre los explosivos del 11-M. Y a partir de ahí ya nada tuvo interés ni tampoco importancia. Toda la atención de abogados y periodistas se concentró en esos 222 folios de consideraciones dentro de un documento de más de 2.000 que abre un panorama inesperado en el análisis de lo sucedido. Eso de que está clarísimo que en los trenes de Atocha estalló Goma 2 ECO ya no se podrá sostener de ninguna de las maneras. Eso sólo lo sostienen ya los dos peritos de la Policía Científica, pero habiendo tenido primero que atravesar un terreno pantanoso y casi esotérico de explicaciones acientíficas que intentan justificar la presencia clara en los restos analizados de componentes incompatibles con esa famosa Goma 2 ECO. Ni siquiera los peritos de la Guardia Civil, tan sometidos a las órdenes del mando como los de la Policía, se han sumado a esa tesis. Y esto es relevante porque resulta muy significativo de lo que en realidad opinan los expertos del Instituto Armado. No digamos nada de lo que afirman los peritos de las partes, que esa ya sí que es una versión espectacular.

Será el tribunal quien aprecie el valor de estos datos, desde luego, pero es evidente que este informe pericial abre un nuevo mar de incógnitas y que la tesis oficial, tan encajada, tan cómoda, ya no se sostiene sobre sus pilares.

victoria.prego@el-mundo.es


Etiquetas: ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?