Ya son 14 los procesados por los atentados del 11-M que se han puesto en huelga de hambre

17-05-07



JUICIO POR UNA MASACRE / La protesta

Ya son 14 los procesados por los atentados del 11-M que se han puesto en huelga de hambre


Interior pedirá autorización al tribunal para alimentarlos a la fuerza si corren peligro sus vidas El juez Gómez Bermúdez ha advertido de que no interrumpirá el juicio bajo ningún concepto


FERNANDO LAZARO MANUEL MARRACO

MADRID.- El efecto De Juana se reproduce. Los responsables penitenciarios temían que fueran los presos comunes los que se «apuntaran» a la huelga de hambre para tratar de obtener beneficios. Pero se han encontrado con que el eco de la actitud del etarra ha sido mucho más importante entre los presuntos terroristas acusados de perpetrar el 11-M.


El pasado jueves eran cuatro, ayer llegaban a 14 los acusados de intervenir en la matanza que han dejado de comer. Sólo cinco de los acusados que permanecen en prisión no han comunicado su intención de sumarse a esta iniciativa de protesta.
(.../...)
Y el Ministerio del Interior, aunque todavía no ha detectado problemas graves en el estado físico de los presos, ha decidido tomar medidas por adelantado. Por este motivo, según explicaron fuentes de este Departamento, la Dirección General de Instituciones Penitenciarias enviará un escrito al tribunal que juzga el 11-M pidiendo autorización para alimentar de forma forzosa a los acusados en caso de que los médicos entiendan que existe grave riesgo para su vida.

El presidente del tribunal que juzga la masacre de Madrid, Javier Gómez Bermúdez, advirtió ayer de que la actitud de los procesados no cambiará para nada el ritmo del juicio y aseguró que de ninguna manera se suspenderá.

Los 14 insubordinados se negaron ayer a comer el menú que habitualmente se les da en las dependencias de la Audiencia Nacional en la Casa de Campo durante el receso del juicio. El pasado jueves inciaron la huelga de hambre Rabei Osman El Sayed, El Egipcio; Hassan Haski; Yusef Belhadj, y Abdelmajid Bouchar. Otros nueve enviaron una instancia a su prisión antes de abandonar el recinto ayer para comparecer en el juicio, en el que anunciaban su intención de ponerse en huelga de hambre. Varios de ellos, en su escrito, no aducían ningún motivo. Otros, apuntaban que tomaban esta decisión porque no eran terroristas. Otro de los acusados, Fouad Morabit, se negó a comer, aunque no había notificado nada a su centro penitenciario. Ayer, de los acusados que están en prisión solo comieron José Emilio Suárez Trashorras, Antonio Toro, Rafá Zouhier, Mohamed Bouharrat y Nasreddine Bousbaa.

Los que se han sumado a la nueva protesta son: Jamal Zougam, Mouhannad Almallah Dabas, Mohamed Larbi ben Sellam, Hamid Ahmidan, Basel Ghalyoun, Otman Gnaoui, Abdelilah Fadual Akil, Rachid Aglif y Mahmoud Slimane.

Además, para complicar aún más el escenario procesal del juicio del 11-M, dos de los cuatro primeros presos en huelga de hambre mantienen también una huelga de sed. Teóricamente se han negado a recibir bebidas o agua, lo que acelerará su deterioro físico. Se trata de Belhadj y de El Egipcio, a los que el presidente del tribunal expulsó en dos ocasiones durante la jornada de ayer. Bermúdez ordenó que les reconociera el médico por si ambos se escontraban en una situación delicada. Los médicos descartaron esta posibilidad. Ambos fueron expulsados cuando se tumbaron encima de los bancos para seguir la sesión.

El presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, advirtió antes de la reanudación del juicio del 11-M, tras el descanso del Puente de San Isidro, a los cuatro que iniciaron la huelga el pasado jueves que su actitud podría provocar que fueran expulsados de la vista oral. Así, el juez especificó que la decisión «libre y voluntaria de los acusados» no provocará en ningún caso un aplazamiento del juicio y que éste continuará en su ausencia. Indicó que la huelga no constituye «causa de suspensión de la vista oral» y recordó que la legislación española prevé que una vez el acusado se encuentra detenido y está presente en el juicio cualquier actitud deliberada y voluntaria por su parte no es motivo para paralizar la vista.

Advirtió, además, a los acusados, que el tribunal podrá decidir la aplicación de medidas cautelares ante la huelga de hambre, y ordenar, si lo considera necesario, que se les hidrate y alimente forzosamente.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma