11-M: DEL «VALE YA» AL «DA IGUAL»

12-06-07




Editorial

11-M: DEL «VALE YA» AL «DA IGUAL»


El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, dedicó ayer buena parte de su intervención en el juicio del 11-M a arremeter contra las acusaciones particulares y los medios de comunicación en un vano intento de distraer la atención sobre las enormes lagunas de la investigación judicial sobre la masacre. Su intervención, trufada de demagogia y afirmaciones sin fundamento, pareció más propia de un mitin político que de una vista judicial.
Zaragoza habló de la «esquizofrenia procesal» de las acusaciones particulares -en referencia a la AVT y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M-, a las que culpó de asumir el papel de defensores de los acusados. Si ha habido alguna esquizofrenia ha sido precisamente la de la Fiscalía, empeñada desde el primer día en apuntalar la versión oficial con independencia de los hechos. (.../...)

El fiscal calificó de «especulaciones» sin fundamento las dudas sobre la validez de algunas pruebas como la mochila de Vallecas, el Skoda Fabia o el hallazgo de unos gramos de dinamita en la Kangoo. Según Zaragoza, el juicio ha refrendado la solidez de todas estas pruebas cuando justamente ha sucedido lo contrario. En este sentido, resultó increíble por inverosímil su tesis de que Jamal Zougam estuvo en dos trenes distintos con diferente aspecto sin explicar cómo pudo transportar dos pesadas mochilas, cambiar de fisionomía y hacer un transbordo en un cortísimo periodo de tiempo.

Zaragoza arremetió contra algunos medios de comunicación, a los que acusó de incurrir en «un juicio paralelo» y en «una campaña de desprestigio contra los jueces, fiscales y policías». Nada de ello es cierto. Lo que algunos medios han hecho -entre ellos, este periódico- es poner en evidencia la lamentable e inconsistente instrucción del juez Del Olmo, manipulado por la fiscal Olga Sánchez y la Policía, que es quien realmente ha dirigido la investigación judicial.

El fiscal Zaragoza tuvo el cinismo de reconocer que «da igual» lo que estallara en los trenes, ya que existen otras muchas pruebas incriminatorias contra los acusados. ¿Por qué no evitó el desguace de los trenes y pidió a tiempo un análisis científico de los explosivos?

La Fiscalía ha pasado del famoso «vale ya» de Olga Sánchez al «da igual» de Javier Zaragoza, cambio que supone la perfecta metáfora de la escasa consistencia intelectual de sus tesis y de su nula voluntad de averiguar la verdad. El de ayer fue un día negro para el prestigio del Ministerio Público.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¿ Y numerología ?

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma