Los socios del Gobierno ven luces y sombras en el apoyo de Mariano Rajoy al presidente

12-06-07



VUELTA A LAS ARMAS / Las reacciones políticas

Los socios del Gobierno ven luces y sombras en el apoyo de Mariano Rajoy al presidente

Llamazares critica que Zapatero sólo reciba al PP y los demás deban hablar con el ministro Rubalcaba En ERC le piden que no caiga en «el chantaje» ni en «la mano dura» que le van a exigir los 'populares'

AGUSTIN YANEL

MADRID.- Izquierda Unida y Esquerra Republicana de Catalunya, los socios habituales del Gobierno durante esta legislatura, ven tanto luces como sombras en el apoyo que ayer mostró Mariano Rajoy a Rodríguez Zapatero contra ETA. Gaspar Llamazares (IU) reclamó del presidente que también hable con los demás partidos democráticos y Agustí Cerdá (ERC) le pidió que no caiga en «el chantaje» que le plantea el PP al poner condiciones para respaldarle.


El coordinador general de IU considera «muy positiva» la reunión, porque puede ayudar a conseguir «acuerdos más que desacuerdos», frente a la permanente confrontación que caracteriza la relación de ambos partidos. Pero también dijo que ha llegado el momento de que abandonen «la dialéctica bipartidista» y cuenten con las demás formaciones políticas democráticas para «alcanzar un gran acuerdo» contra ETA. (.../...)

«Frente al desafío que nos plantea ETA, los demócratas debemos llegar a un acuerdo fuerte y lleno de contenido que vaya más allá de gestos de cara a la galería», añadió.

Mientras Rodríguez Zapatero y Rajoy se encontraban reunidos, Llamazares dejó abierta una puerta al optimismo: «Espero que el PP abandone el partidismo y el monopolio de la política antiterrorista, para que lo tengan los ciudadanos representados por todas las fuerzas políticas en el Congreso».

En IU no entienden que Rodríguez Zapatero hable con Rajoy y que los demás partidos parlamentarios vayan a reunirse con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, según anunció la vicepresidenta Fernández de la Vega.

«Está bien reunirse con la oveja descarriada para que vuelva al redil de la lucha unitaria contra el terrorismo», añadió, «pero debe reunirse también con las formaciones que hemos reconocido el liderazgo del Gobierno en la lucha antiterrorista y le hemos respaldado».

Horas después, Pérez Rubalcaba aclaró que Rodríguez Zapatero se reunirá mañana con los portavoces para explicarles los elementos «esenciales» de la nueva situación, y a continuación será él quien celebre encuentros más extensos.

Al portavoz de ERC en el Congreso, Agustí Cerdá, tampoco le convenció la entrevista de ayer. Le parece que la postura de Rajoy es «un chantaje puro y duro», porque dice que ofrece su apoyo al Gobierno «sin condiciones» pero a continuación pide a Rodríguez Zapatero que inicie el proceso judicial para ilegalizar Acción Nacionalista Vasca (ANV) y que no permita ningún pacto con Nafarroa Bai (Na-Bai).

Recordó que ERC ha apoyado siempre al Gobierno contra el terrorismo. Seguirá haciéndolo, pero pidió al presidente que «no se deje arrastrar por la venganza, la revancha y la mano dura ciega que le va a pedir el PP». «Justicia sí y Estado de Derecho sí; venganza y excesos, ninguno», añadió.

El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, tampoco es optimista. Expresó su temor a que la imagen que dieron Rodríguez Zapatero y Rajoy sea «sólo una pose táctica mirando al público»

Aunque cree «positivo» que, en esta ocasión, el encuentro entre ambos líderes no haya servido como pretexto «para escenificar el desencuentro, la ruptura, las posiciones antagónicas, refractarias o descalificadoras», como ha ocurrido en otras ocasiones, afirmó que los dos han tratado de mejorar su imagen debido a la expectación que había despertado el encuentro.

«Aunque en las formas no hubo ninguna descalificación ni expresión altisonante, cada uno se aferró a su discurso tradicional», añadió.

En CiU celebraron el buen clima del encuentro, y su portavoz en el Congreso, Josep Antonio Duran Lleida, mostró su deseo de que ese ambiente se mantenga. Pero pidió que el diálogo se abra al PNV y a las demás fuerzas del Congreso.

El diputado Francisco Rodríguez, del Bloque Nacionalista Galego (BNG), también destacó el acercamiento que parece haberse dado entre PSOE y PP en la lucha contra el terrorismo. Pero coincidió con otros portavoces en que Rajoy pone como condición a su apoyo la ilegalización de ANV y pidió que el diálogo sea con todos, según informa Europa Press.

Uxue Barkos, la diputada de Nafarroa Bai, opinó que Rajoy ha dado un giro positivo, y le aplaudió por ello. «Ha sido una posición de cuasiestadista, propia de un primer ministro. A ver si se refleja en la vida parlamentaria», añadió.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma