El Gobierno niega a los muertos la medalla a caídos en acción bélica


27-06-07



EMBOSCADA TERRORISTA / El PP entiende que la concesión de la medalla con distintivo amarillo se debe al empeño de Zapatero de no admitir que los soldados en Afganistán y el Líbano se encuentran en misiones de conflicto

El Gobierno niega a los muertos la medalla a caídos en acción bélica


Les concede la Cruz al Mérito Militar con distintivo amarillo destinada a los
fallecidos «como consecuencia de actos de servicio que entrañen grave riesgo» El juez Marlaska prohíbe que se incineren los cadáveres


MARISA CRUZ

MADRID. - El ministro de Defensa concedió ayer a título póstumo la Cruz al Mérito Militar con distintivo amarillo a los seis soldados fallecidos en atentado terrorista en el Líbano. El color de la condecoración implica que la acción en la que fallecieron los militares españoles no es reconocida como «de guerra». Si fuera así, el distintivo que correspondería a las seis víctimas sería de color rojo.


Las dos últimas ocasiones en las que se concedió la medalla con distintivo amarillo y no rojo fue en las muertes de los soldados Jorge Arnaldo Hernández e Idoia Rodríguez, ambos caídos en Afganistán en atentados terroristas.
(.../...)

El tipo de distintivo ya ha generado polémica en ocasiones anteriores. El Partido Popular entiende que la concesión de la medalla amarilla -que premia las acciones que entrañan grave riesgo- se debe al empeño del Gobierno de Zapatero de no admitir que los soldados, tanto en Afganistán como en el Líbano, se encuentran en misiones de conflicto.

Este reproche saldrá nuevamente a relucir el próximo lunes cuando el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, comparezca ante la Comisión de Defensa del Congreso para explicar las circunstancias de la muerte de los seis soldados y, además, solicite el envío a Afganistán de medio centenar de militares más para llevar a cabo la misión de entrenamiento del Ejército afgano.

Igualmente surgirá la polémica en torno a la falta de medios con la que operan las tropas españolas. Los BMR en los que circulaban los soldados fallecidos no estaban dotados con inhibidores de frecuencia capaces de neutralizar las activaciones de explosivos por telecomando.

El PP, que ya reclamó el distintivo rojo para los últimos fallecidos en Afganistán, considera que lo último que debe el Gobierno es «mostrarse cicatero a la hora de reconocer el honor», en una circunstancia como la actual.

En este punto, los populares también llaman la atención ante el hecho de que el presidente del Gobierno no se haya prestado ni a una mínima intervención pública en relación con la muerte de los seis soldados y que tampoco haya visitado nunca a las tropas destacadas en el Líbano.

En las anteriores ocasiones, Defensa ha argumentado que la concesión del distintivo amarillo se justifica porque «no existe un hecho de armas que permita reconocer la acreditación de su valor [el de los soldados fallecidos] o la acertada dirección y empleo de fuerzas propias».

El Estado Mayor de la Defensa, que es quien propone conceder las distinciones, aplica al pie de la letra la norma y, en consecuencia, considera que la pérdida de la vida a consecuencia de un atentado terrorista, como ha sido el caso de los seis soldados del Líbano, no reúne los requisitos para otorgar la condecoración con distintivo rojo.

Este tipo de distinciones son concedidas por el ministro de Defensa a propuesta del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad). Los requisitos para la concesión de este tipo de condecoraciones están recogidos en el artículo 37 del Reglamento General de Recompensas Militares de 1 de agosto de 2003.

Sin embargo, los argumentos oficiales, de llevarse al extremo, deberían implicar la supresión del distintivo rojo que reconoce las «acciones de guerra» ya que, de acuerdo con la filosofía del Ejecutivo, la ONU, por definición, no hace la guerra, y los soldados españoles sólo actúan en misiones en el exterior amparados por resoluciones de Naciones Unidas. De ser así, ningún militar español, al menos mientras este Gobierno se mantenga en el poder, participará en una misión de combate.

Lo que sí ha iniciado ya el Ministerio son los trámites para conceder las indemnizaciones y pensiones que corresponden a los familiares de los seis fallecidos. Ninguna de las víctimas estaba casado ni tenía hijos, por lo que los beneficiarios serán los padres. Cada uno de ellos recibirá la cantidad de 140.000 euros, según el Real Decreto Ley de 5 de noviembre de 2004 sobre indemnizaciones a los participantes en operaciones de paz y seguridad. Igualmente se ha puesto en marcha el mecanismo para que se otorguen las pensiones de hasta 1.230 euros para los progenitores de cada uno de los fallecidos.

Por lo que se refiere a la falta de inhibidores en los BMR enviados al Líbano, Defensa emitió ayer una nota en la que se explica que la orden para equipar a los vehículos con este sistema de protección se dio sólo una semana después de que la brigada liderada por España en el país de los cedros iniciara sus actividades.

También señala que «tanto el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (Cifas) como la Inteligencia de Finul establecieron que existía la posibilidad de ataque terrorista pero que el riesgo relativo al uso de artefactos explosivos improvisados (IED) no era significativo». Y añade que «en caso de darse alguno, estos servicios de inteligencia coincidieron al afirmar que estaría basado en ataques suicidas más que en activación a distancia».

Los inhibidores sirven para crear una burbuja en torno al vehículo en la que quedan neutralizadas las radiofrecuencias que activan los explosivos a distancia. En ningún caso detectan la presencia de explosivos, como por ejemplo las minas antiguas en el subsuelo y tampoco son eficaces contra los explosivos activados mediante cable.

De acuerdo con las informaciones de los servicios de inteligencia, ninguno de los contingentes nacionales desplegados en Finul ha dotado de inhibidores a sus fuerzas.

La nota también señala que, a diferencia del escenario afgano, «en el Líbano, no se había empleado nunca este tipo de artefactos contra Fuerzas de Finul ni contra el Ejército de Israel».

Pese a ello, Defensa aclara que el pasado 7 de noviembre, con mensaje nº 064252, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Sanz Roldán, ordenó «dotar cuanto antes a los vehículos desplegados en zona de operaciones de medios contra explosivos improvisados, al objeto de aumentar la seguridad de los diferentes contingentes».

La orden para adquirir 70 inhibidores modelo PAGM2 correspondientes a ocho tipos de vehículos se remitió al Jefe del Estado Mayor del Ejército, general Villar Turrau, responsable de la adquisición del material y de la instalación, y éste la transmitió a su División de Logística el 15 de noviembre de 2006. Para que la compra fuera rápida se optó por un procedimiento sin publicidad y se anticipó a modo de señal la cantidad de un millón de euros. La recepción de los equipos comenzó el pasado 29 de mayo y finalizará esta misma semana. Defensa asegura que la instalación se hará de manera inmediata.

DISTINCIONES MILITARES

Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo. Se concede por acciones, hechos o servicios eficaces en el transcurso de un conflicto armado o de operaciones militares que impliquen o puedan implicar el uso de la fuerza armada, y que conlleven unas dotes militares o de mando significativas. Recientemente, sólo se ha concedido a los ocho agentes del CNI que fueron asesinados el 29 de noviembre de 2003 en Irak.

Cruz al Mérito Militar con distintivo amarillo. Se concede por acciones, hechos o servicios que entrañen grave riesgo y en los casos de lesiones graves o fallecimiento, como consecuencia de actos de servicio, siempre que impliquen una conducta meritoria. Es la que se ha otorgado a los seis fallecidos en el Líbano y, con anterioridad, la recibieron militares desplegados en Afganistán.

Cruz al Mérito Militar con distintivo azul. Se concede por acciones, hechos o servicios que se lleven a cabo en operaciones derivadas de un mandato de las Naciones Unidas o en el marco de otras organizaciones internacionales.

Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco. Se concede por méritos, trabajos, acciones, hechos o servicios distinguidos que se efectúen durante la prestación de misiones o servicios que sean encomendados a las Fuerzas Armadas o que estén relacionados con la Defensa y que no se encuentren definidos en las secciones anteriores.

Comentarios

portatil ha dicho que…
Creo que tendrían que haberla concedido, para mi si murieron en acto de guerra, salu2

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma