El PP dice que no hará lo que el PSOE hizo con el Yak-42


27-06-07



El PP dice que no hará lo que el PSOE hizo con el Yak-42


Zaplana: «Ni hoy ni nunca haré responsable de estas muertes al presidente del Gobierno ni al ministro de Defensa»

CARMEN REMIREZ DE GANUZA

MADRID.- El PP exigirá explicaciones políticas, pero no hará de la tragedia del Líbano un Yak-42 contra el Gobierno socialista. Esto fue, al menos, lo que ayer prometió su portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana, quien, de regreso de los funerales por los seis soldados muertos, reflejó el «difícil equilibrio» que el principal partido de la oposición se ve obligado a observar entre el respeto al luto y el deber de ejercer la oposición.

Al día siguiente de que Mariano Rajoy devolviera al tejado del PSOE la pelota del envío de soldados españoles a «la guerra» y de que exigiera la comparecencia de Zapatero en el Parlamento como «principal responsable de la política de Defensa», su portavoz en el Congreso puso algunos paños fríos a la temperatura ambiente.
(.../...)

Zaplana dijo a los medios de comunicación que su Grupo aguardará a que el presidente del Gobierno solicite comparecer en el Congreso a iniciativa propia, en tanto se sustancia la propia intervención del ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ya anunciada.

Pero, sobre todo, lanzó un regalo envenenado al Gobierno al asegurar que, a diferencia de lo que su partido hizo en la oposición con el accidente del Yak-42, en el que murieron 17 militares en un vuelo de regreso de Afganistán en precarias condiciones, los populares no esgrimirán estas muertes como arma arrojadiza sobre el Ejecutivo.

«Ni hoy ni nunca haré responsable al presidente del Gobierno ni al ministro de Defensa de estas muertes. No vamos a utilizar jamás las mismas formas que utilizó el PSOE. Pueden estar tranquilos», afirmó, antes de criticar veladamente a sus adversarios por «ponerse la venda antes de la herida» con sus declaraciones de estos días en contra del PP.

Zaplana añadió, en este sentido, que le daría «vergüenza» utilizar frases como las que, en relación a la Guerra de Irak, pronunció en julio de 2003 Jesús Caldera, como portavoz del PSOE. El dirigente socialista declaró en aquella fecha que los soldados enviados «corren riesgos» y que, si se producen bajas, el PSOE recordará que la responsabilidad es de Aznar. «¿Qué ocurrirá cuando nuestros soldados sean atacados y vuelvan a España en féretros?», se preguntó.

El portavoz popular aprovechó también ayer la oportunidad de tirar de hemeroteca en contra del propio Zapatero. «Tampoco diré», afirmó, «que una misión, la que sea, eleva el riesgo y el peligro de España», afirmó en alusión a la intervención del presidente del Gobierno el 13 de diciembre de 2004, en la Comisión de Investigación del 11-M. «Desde el punto de vista objetivo, la participación en Irak elevó el riesgo de un atentado terrorista islamista radical en España y el Gobierno considera que ese riesgo continúa alto» fueron literalmente las palabras de Zapatero.

«Cree el ladrón que todos son de su condición, y no todos somos de su misma condición», enfatizó Zaplana en rueda de prensa, al tiempo que, no obstante y sobre todo, repudiaba la posición del ex ministro de Defensa José Bono en la bronca política y parlamentaria generada tras la tragedia del Yak-42. Recordó, en este sentido, que «a algunos se les llenó la boca hablando de los medios de los que disponían los soldados españoles». Y añadió que el «honor con el que han muerto nuestros soldados se echa en falta en declaraciones del Gobierno socialista».

Pero el que los populares hicieran ayer explícita renuncia a culpabilizar al Gobierno de las muertes de los soldados, en absoluto significa que no vayan -desde hoy mismo, en la sesión de control, y de la mano del propio Rajoy- a hacer de la seguridad de las tropas en el exterior un arma de oposición política.

Zaplana recordó ayer el compromiso adquirido por Alonso ante el Parlamento el 7 de septiembre de 2006. «En su comparecencia se había comprometido a que tendrían los mejores medios para su protección», dijo, antes de apostillar: «Fuimos los primeros que nos fuimos de Irak, somos los primeros en enviar desde entonces tropas a todas partes y somos los últimos en obtener información del Gobierno a través del Parlamento, incumpliendo así la Ley de Defensa».

Y es que, pese a la obligación que dicha ley dicta al Gobierno de informar al menos una vez al año sobre las misiones en el exterior, el último en cumplirla fue Bono, en marzo de 2006.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma