«ETA está derrotada, estamos asistiendo a su entierro, aunque haya 'vueltas atrás' como la bomba de Barajas»

02-01-07



CANDIDO CONDE-PUMPIDO

«ETA está derrotada, estamos asistiendo a su entierro, aunque haya 'vueltas atrás' como la bomba de Barajas»


Una entrevista de / ESTHER ESTEBAN

LA ENTREVISTA SE CELEBRO EL PASADO VIERNES EN SU DESPACHO, UBICADO EN UN IMPRESIONANTE EDIFICIO DE LA MADRILEÑA CALLE DE FORTUNY, SEDE DE LA FISCALIA GENERAL DEL ESTADO. EL MOTIVO ERA HACERLA COINCIDIR CON EL 25º ANIVERSARIO DEL ESTATUTO DEL MINISTERIO FISCAL, QUE SE CONMEMORABA EL ULTIMO DIA

del año y, con tal argumento, repasar los aspectos más importantes de su cargo y condición. El encuentro con la periodista duró ¡hora y media! ¡Todo un lujo! para su ajetreada agenda, que esa mañana incluía una cita con el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, varias reuniones con colaboradores suyos y un almuerzo navideño con magistrados. Horas después, nada mas conocerse que ETA había vuelto actuar colocando una coche bomba en el aeropuerto de Barajas, la entrevista tuvo que ser actualizada telefónicamente y, de nuevo, se hizo una segunda actualización, mucho más amplia, anteayer, una vez constatado con mucho mas detalle la magnitud del atentado.

(.../...)

A Cándido Conde-Pumpido, su puesto parece irle como anillo al dedo. Es un apasionado del mundo del Derecho, lo cual le viene no sólo por tradición familiar -pertenece a una larga y respetada familia de juristas- sino por convicción personal, en la creencia de que el poder que representa es una pata fundamental del Estado de Derecho. Tal vez por eso, ha sido casi todo lo que se puede ser en su carrera: desde magistrado a fundador de Jueces para la Democracia, presidente de la Audiencia Provincial de Segovia o el miembro mas joven del Tribunal Supremo, donde participó y se mostró a favor de condenar a destacados políticos por el caso GAL.

Sin embargo, y a pesar de su currículo de infarto, es plenamente conciente de que está en el ojo del huracán y de que cualquier paso que da es criticado de forma inmisericorde por la oposición, quien le acusa de ser el portavoz del Gobierno y no del Estado. Él niega la mayor, pero asume la crítica con resignación, en la creencia de que la reforma del Estatuto que tiene entre manos cambiará la imagen del Ministerio Público. Dice alto y claro que el destino de los etarras es la cárcel y que Batasuna es ilegal, lo cual es irreversible.

PREGUNTA.- Muchos creen que el atentado de Barajas puede suponer una ruptura de la tregua de ETA. ¿Cómo lo valora?

RESPUESTA.- Este atentado es un acto gravísimo que tendrá una respuesta enérgica y contundente desde el Estado de Derecho. Sus autores serán detenidos, acusados y condenados, y su destino ineludible será la cárcel. El salvajismo terrorista no conduce a ningún sitio y lo sucedido en Barajas nos reafirma en la necesidad de continuar luchando por todos los medios para erradicar definitivamente el terrorismo de nuestro país.

P.- ¿Cómo ve, como fiscal general del Estado, el proceso de paz? Porque da la sensación de que después de esto se ha roto...

R.- Lo que se ha roto, definitivamente, es el alto el fuego, y lo ha roto ETA con un atentado espeluznante que deja clara su ausencia de voluntad para abandonar la violencia y volatiliza las esperanzas de los españoles de buena voluntad.

P.- La polémica está en si esto significa sólo la suspensión del diálogo con ETA, como dicen algunos, o es el punto final, como sostienen otros, ¿no?

R.- Creo que vale la pena hacer un esfuerzo por terminar definitivamente con el terrorismo, y eso es algo que nos compete a todos, también al Ministerio Fiscal. Sin embargo, ahora este trabajo se ha vuelto mucho más difícil, pero desde el punto de vista de la Fiscalía lo importante es seguir aplicando la ley.

P.- El presidente Zapatero ha dicho que con violencia no hay diálogo y algunos han criticado que no hablara de ruptura abiertamente. Sin diálogo, ¿hay proceso?

R.- Es indudable que el atentado ha roto cualquier expectativa y que en esa situación es imposible el diálogo. Es un grandísimo paso atrás que nos sitúa en una posición similar a cuando ETA rompió sus otras dos treguas. Ahora sólo cabe firmeza, contundencia y el máximo rigor en la utilización de todos los medios del Estado de Derecho.

P.- La cuestión ahora es si Zapatero y Rajoy deben volver al Pacto Antiterrorista y ambos partidos recuperar con urgencia el consenso perdido, ¿no?

R.- Ante un recrudecimiento de la violencia como el que está sufriendo España, los líderes de los partidos políticos mas importantes deben superar sus diferencias y hacer un esfuerzo de acercamiento para hacernos a todos más fuertes contra el terrorismo. Cuando se produce un atentado lo más importante es la unidad de los demócratas.

P.- Sea como fuere, este atentado ha dilapidado las esperanzas de paz y libertad, y aleja el final de ETA...

R.- Indudablemente, cualquier atentado mortal nos sitúa en un escenario completamente distinto. Pero yo creo que el tiempo del terrorismo de ETA ha finiquitado definitivamente, y la situación es irreversible. Creo que ETA está derrotada, y estamos asistiendo al entierro, que puede ser más o menos digno, pero es un entierro. Eso no significa que no podamos tener en un momento determinado una tragedia, o vueltas atrás, como se ha visto con la bomba de Barajas.

P.- Cambiando de asunto, a usted se le ha acusado de echarle una mano a Zapatero en distintos temas, como el de las herriko tabernas, donde se ha pasado de considerarlas vinculadas a Batasuna a desvincularlas por completo.

R.- La Fiscalía actúa siempre sobre la base del criterio de imparcialidad y legalidad. En el tema de las herriko tabernas hay, sencillamente, una posición adaptada a los procesos diferenciados que se siguen en distintos ámbitos de la vía penal y civil.

P.- Vamos, que no es cierto que usted recibiera una llamada de Rubalcaba para que ganara tiempo con ese asunto...

R.- No. El Ministerio Fiscal no ha actuado nunca así. Yo no modifico mi opinión por una llamada de un ministro, porque no llaman. A nosotros, la Constitución nos obliga a tener en cuenta el interés social. Actuamos con la máxima prudencia y respeto a las circunstancias de cada momento. Pero nuestra única guía es la ley.

P.- ¿Usted ha dado orden a los fiscales de que miren hacia otro lado con el tema del terrorismo de ETA, como asegura el PP?

R.- Hay gente que se acaba creyendo sus propias mentiras, y a los que ni los que los hechos ni los datos les permiten modificar sus consignas. Hemos acreditado en el Parlamento que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha incrementado el número de acusaciones a etarras en 2006 e, incluso, que se han presentado el triple de acusaciones este año que en el periodo similar de la tregua del 99. Si se ha triplicado el número de acusaciones, es evidente que no se ha mirado hacia otro lado.

P.- Permítame un inciso: ¿Usted cree que Jarrai o Segi son organizaciones terroristas? Porque han recurrido la sentencia donde se sostenía que no lo eran.

R.- El Ministerio Fiscal decidió que ese tema se debía plantear en el Supremo, que será quien tome la decisión oportuna, y yo respetaré esa decisión del Supremo.

P.- El recurso del Ministerio Público decía que se debía elevar de tres a 10 años la pena, ¿no?

R.- Efectivamente, el recurso pedía que se mantuviera el criterio que el fiscal había seguido ante la primera instancia, que es considerarles organización terrorista. Ese es un tema técnico-penal porque, en cualquier caso, estas personas serán condenadas, así que no creo que sea políticamente relevante.

P.- ¿La Justicia puede favorecer o perjudicar el proceso de paz según se aplique?

R.- El papel de la Justicia no es ni favorecer ni obstaculizar el proceso de paz, ni ningún otro proceso, sino aplicar las leyes. Y al aplicarlas, no se deben favorecer determinadas líneas políticas, pero tampoco obstaculizar esas líneas. No se deben utilizar las resoluciones judiciales para influir en política, ni tampoco desde la política utilizar los tribunales como un instrumento. Hay que evitar que haya jueces de trinchera, desde el ámbito penal no se debe politizar la Justicia, ni tampoco criminalizar las actuaciones políticas.

P.- Pues hay quien cree que la Fiscalía es un instrumento político del Gobierno...

R.- No, claro que no. La Fiscalía no es un instrumento político del Gobierno de turno, sino un órgano al que la Constitución española reconoce un papel de columna vertebral del Estado de Derecho y el fiscal general del Estado debe ver en cada momento cuál es ese interés social más relevante en la aplicación de las normas. Y a mí me parece que en este momento, indudablemente, un objetivo importante es acabar de una vez con el terrorismo.

P.- Batasuna, en la aplicación de la Ley de Partidos, ¿podrá presentarse a las elecciones municipales?

R.- No. Batasuna es ilegal y eso es irreversible. No puede presentarse a las elecciones. De acuerdo con la Ley de Partidos, Batasuna no se puede presentar ni como tal ni tampoco fraudulentamente, a través de listas con otro nombre; y la Fiscalía estará vigilante para que la Ley de Partidos se aplique, como lo ha hecho en otras ocasiones.

P.- Sin embargo, algunos dicen que no se hizo con el PCTV, y ahí están las Nekanes...

R.- En las elecciones europeas impugnamos una candidatura subrepticia de Batasuna que se llamaba Herritarren Zerrenda; y en las candidaturas al Parlamento vasco, impugnamos la candidatura de Euskera Guztiak. No impugnamos la del PCTV porque, realmente, esa candidatura, como ha quedado demostrado, era irrelevante y no era un instrumento de Batasuna. Las Nekanes, como usted dice, eran un partido marginal que se había presentado marginalmente a las elecciones.

P.- Sea como fuere, Batasuna no parece estar por la labor de cambiar de nombre ni repudia el uso de las armas.

R.- El ámbito de la izquierda abertzale está ante el momento de la verdad. Tiene que decidir entre las urnas o las armas, porque ambas cosas son absolutamente incompatibles. Sólo cumpliendo la Ley de Partidos la izquierda abertzale podrá actuar en política.

P.- ¿La rebaja en la pena a De Juana Chaos se hizo como un gesto hacia el colectivo de presos, tan importante en este asunto?

R.- En el caso De Juana Chaos ha funcionado con normalidad el Estado de Derecho. El Ministerio Público presentó con carácter provisional una petición lo más rigurosa posible, que en el momento del juicio se adaptó al criterio que estimábamos en ese momento más prudente. Y el tribunal terminó dándonos la razón. Las críticas de que el fiscal había modificado la petición para el juicio por una conveniencia política son injustificadas.

P.- Supongo que la huelga de hambre de De Juana Chaos o la de cualquiera no puede convertirse en un chantaje al Gobierno, ¿verdad?

R.- Una huelga de hambre no puede convertirse en un chantaje al Gobierno en ningún caso. En cuanto a nosotros, tenemos que conjugar el sentido humanitario que tiene la Justicia y el respeto a la vida con la necesidad de respetar a la ley.

P.- Otegi, tras no condenar el atentado, dijo que De Juana es un preso político, y algunos ya le han pedido a usted que actúe contra él por un delito de enaltecimiento del terrorismo. ¿Va a hacer algo?

R.- Otegi tiene 10 procesos penales pendientes y no me corresponde a mí, sino a los fiscales competentes, evaluar estas nuevas declaraciones. Sin embargo, tenemos que tener claro que en España no hay ningún preso político, aunque puede haber políticos presos por hechos delictivos.

P.- ¿Usted es partidario de mantener la doctrina Parot?

R.- No es un problema de cuál es mi posición personal. En este momento la decisión del Supremo está pendiente de un recurso de inconstitucionalidad y, mientras tanto, yo he dado instrucciones a los fiscales de que la doctrina Parot se aplique, y se está aplicando.

P.- Oiga, y el robo de pistolas, la extorsión a empresarios, el recrudecimiento de la kale borroka o la preparación de zulos, ¿no es terrorismo?

R.- Es terrorismo, de otra intensidad diferente, pero terrorismo. Mientras no haya una pacificación total no estaremos satisfechos, ni el Ministerio Fiscal ni el conjunto de los españoles.

P.- Anteayer se cumplió el 25 aniversario del Estatuto del Ministerio Fiscal que coincide con la plena reforma del mismo, ¿no?

R.- Sí, celebramos el aniversario con la satisfacción de tener un proyecto de reforma de ese Estatuto, que va a permitir una mayor funcionalidad, eficacia y adaptación al estado autonómico y, sobre todo, un refuerzo de la especialización de los fiscales. Ya se ha ido consolidando este modelo en los últimos tres años: hemos diseñado una Fiscalía para la violencia de género, para el medio ambiente, la siniestralidad laboral, la siniestralidad vial y la extranjería. Y se ha revitalizado la Fiscalía Anticorrupción y Antidroga.

P.- Permítame una curiosidad. ¿Alguien le ha preguntado si quiere ser ministro de Justicia, dado que el sitio está vacante porque se marcha López Aguilar?

R.- No, no me lo han preguntado, y además no quiero serlo. No está en mis aspiraciones.

P.- Pero supongo que, en su momento, no haría ascos a ser presidente del Tribunal Supremo.

R.- Yo soy magistrado del Supremo, pero en este momento mi máxima satisfacción es ser fiscal general del Estado. Aquí me siento cómodo y satisfecho.

P.- Pues supongo que se debe tragar sapos durísimos cuando oye que usted ha degradado al Ministerio Fiscal, o que es el fiscal del Gobierno y no del Estado.

R.- Lo más duro del cargo es, indudablemente, pasar del respeto reverencial que uno recibe como magistrado del Supremo, a encontrarse metido en un berenjenal de críticas desde el mundo de la política, a las cuales no puedes responder, porque el fiscal no puede entrar en el debate político. Pero vamos, yo soy el fiscal general del Estado, no del Gobierno. Eso está claro.

P.- Oiga, ¿y es normal que se encarcele a policías por hablar con periodistas y no se persiga a policías que dan chivatazos a ETA?

R.- En la operación contra la mafia policial las medidas adoptadas por el juez estaban en el ámbito de sus funciones. Y soy completamente respetuoso con la decisión del juez instructor.

P.- ¿Y se ha interesado por saber si el chivatazo de ETA se produjo desde un teléfono de alguna sede socialista, como se ha publicado?

R.- Respecto a lo del chivatazo, si no se han adoptado medidas es porque el juez no tiene pruebas de la identidad de los supuestos autores de ese chivatazo.

P.- Cambiando de asunto. ¿El juicio del 11-M dará carpetazo al asunto, o puede haber nuevos procedimientos si aparecen nuevas pruebas?

R.- Vamos a celebrar un juicio contra un número muy elevado de personas que son responsables directos, o colaboradores, del mayor atentado de nuestra Historia. Todos los que van a ser juzgados son responsables, lo que no quiere decir que estén todos los que son.

P.- ¿Y son todos los que están?

R.- Son todos los que están, pero no están todos los que son. Puede haber algunas otras personas que puedan haber participado y no hayamos localizado. Pero el núcleo esencial de los autores materiales, los cómplices, los que proporcionaron explosivos, la financiación y la infraestructura del atentado, son las personas que van a ser juzgadas. De toda formas, creo que finalmente los ciudadanos quedarán satisfechos con las sentencias que se dicten, que si atienden los criterios del Ministerio Fiscal será una sentencia dura, rigurosa y contundente.

P.- ¿Cómo valora las informaciones publicadas en EL MUNDO sobre una posible manipulación de pruebas esenciales?

R.- Respetando la función de información de los medios, y reconociendo que siempre puede haber asuntos que puedan ser esclarecidos mejor, la labor realizada por la Policía española durante el primer mes posterior al atentado, cuando aún estaba Acebes al frente de Interior, fue extraordinaria.

P.- ¿Usted descarta que ETA tuviera alguna vinculación con el atentado?

R.- Sí. Lo tengo claro y descartado desde el principio. Todos los Ministerios Públicos y todos los organismos policiales internacionales sitúan el atentado del 11-M como un escalón más del 11-S, el 7-J o el atentado de Bombay.

P.- Oiga, ¿es normal que el fiscal general del Estado reciba a un presidente autonómico como Jaume Matas y le hable de las actuaciones que se van a realizar?

R.- El fiscal tiene unas relaciones instituciones que debe respetar. El señor Matas vino a decirme que su voluntad era de máxima colaboración con el fiscal en la investigación de corrupción urbanística, y yo le dije que la información que decía haber recibido de que se iba a actuar generalizadamente en todos los ayuntamientos de Baleares no respondía a la realidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma