Otro Gobierno, otro presidente

06-01-07



LA TRASTIENDA

Otro Gobierno, otro presidente


ISABEL SAN SEBASTIAN


El 24 de marzo pasado escribía yo: «Pongamos que dentro del mundo etarra algunos dirigentes jóvenes siguieran la pauta histórica de la banda y exigieran condiciones más duras para abandonar las armas. Por ejemplo, la legalización inmediata de Batasuna y la salida de los presos en un plazo de tres años. Pongamos que los comunicados que conocemos hubieran sido redactados por Josu Ternera sin el acuerdo unánime de sus compañeros. ¿Qué sería de las expectativas suscitadas?».

El 27 de septiembre advertía: «ETA lanza órdagos al presidente del Gobierno, consciente de tenerle bien cogido. La semana pasada, sus pistoleros en Francia celebraron una reunión en la que acordaron darle de plazo hasta finales de octubre para comprometerse personalmente y dar pasos en la dirección que le han marcado (mesa de partidos, acercamiento de presos, legalización de Batasuna y alguna declaración inequívoca de su disposición a reconocer el derecho de autodeterminación) so pena de sufrir las consecuencias políticas de un regreso a los atentados mortales».
(.../...)


¿Puede alguien creerse que una periodista tuviera mejor información que el jefe del Ejecutivo? ¿De verdad ignoraba éste lo que se estaba fraguando o es que se empeñó en cerrar los ojos para que la realidad no le estropeara su proceso?

Los españoles merecemos un Gobierno que no mienta, que no manipule, que no nos ponga a merced de una banda terrorista.

Un Gobierno que se entere de que ETA/Batasuna no es un grupo de radicales díscolos, sino una organización sanguinaria que cumple sus amenazas y que sólo se rendirá ante la firmeza del Estado dispuesto a golpearla con todo el peso de la Ley. O sea; que no se disolverá mientras no pierda la esperanza de alcanzar sus objetivos y se convenzan sus secuaces de que matar únicamente les llevará a la cárcel. Mientras se le sigan regalando balones de oxígeno.

Un Gobierno que garantice nuestra libertad y nos proporcione justicia sin arrastrarse para comprar su «paz». Un Gobierno que otorgue a las víctimas el respeto y gratitud que les debemos y no las ofensas que sufren desde hace meses. Un Gobierno que asuma que su enemigo no es el PP, sino el terrorismo y sus cómplices, entre los cuales destacan quienes comparten los fines separatistas de la serpiente y legitiman con ello sus abominables crímenes, cuyos frutos recogen. Un Gobierno que no confunda los atentados con «accidentes mortales» y los llame por su nombre: asesinatos a sangre fría.

No nos sirve «lo mejor» de Zapatero. Necesitamos otro presidente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma