UN GOBIERNO DESORIENTADO QUE DEBE RECTIFICAR CON AYUDA DEL PP

03-01-07



Editorial

UN GOBIERNO DESORIENTADO QUE DEBE RECTIFICAR CON AYUDA DEL PP


El ministro del Interior aseguró ayer que ningún informe policial le advirtió de que ETA iba a romper la tregua. Rubalcaba desviaba así la atención hacia los cuerpos de seguridad, a pesar de que sólo diez días antes del atentado de la T-4, él mismo -sin confirmar ni desmentir una reunión del Ejecutivo con ETA- había afirmado que «la obligación del Gobierno es saber cómo va el proceso y tiene muchos medios y vías para saberlo». Estas vías llevaron a La Moncloa y a Interior a transmitir una sensación de optimismo que no se correspondía con la realidad. Es más. Probablemente si alguien hubiera advertido al Gobierno de que los terroristas planeaban romper la tregua, habría sido tachado de agorero y pesimista. Ahí queda el dato de la dimisión del número tres del CNI y cabe recordar las declaraciones del ex abogado de Herri Batasuna, Txema Montero, quien pronosticó que ETA volvería a matar pronto, lo cual le valió una reprimenda del PNV y del Gobierno, que le reprocharon que hablara «sin datos».
(.../...)

La actitud del Ejecutivo permite pensar que sólo quería escuchar y ver lo que le convenía, razón por la cual no dio la importancia debida al robo de las pistolas en Francia y el propio Rubalcaba minusvaloró el hallazgo del último zulo. Queda en pie la pregunta de quiénes eran los interlocutores del Gobierno en sus contactos con ETA, por que es evidente que la dirección de la banda ya había decidido romper la tregua cuando Rubalcaba confiaba en que «el proceso» pasara «a fases sustantivas».

El rasero de Rubalcaba

Han pasado cuatro días desde el atentado y el ministro del Interior no tiene pistas sobre la identidad de los autores, ni sobre el tipo ni la cantidad de explosivos utilizados por ETA. Tampoco han podido hallarse aún los cuerpos de los dos desaparecidos. Es pertinente recordar aquí qué sucedería si aplicáramos al Gobierno socialista el mismo rasero que se aplicó al Ejecutivo del PP en los días siguientes al 11-M. Nos parecería un error que el PP administrara al PSOE la misma medicina. Pero el ministro Rubalcaba tendría que darse cuenta de la injusticia que él mismo cometió con los que eran responsables de Interior en aquel momento. También resulta útil para el análisis recordar que una de las conclusiones de la comisión del 11-M fue la falta de previsión del Gobierno de Aznar sobre el terrorismo islamista.

Lo cierto es que la reacción ante el brutal atentado de ETA está poniendo en evidencia a un Gobierno desorientado, que parece no darse cuenta de la dimensión de lo que está en juego. Cabe preguntarse por qué el presidente Zapatero aún no ha acudido al lugar de los hechos. El cuñado de uno de los desaparecidos se queja hoy en una entrevista que publicamos de que Zapatero no haya aparecido por allí ni siquiera haya enviado una nota a las familias. Asimismo, cada día que pasa se acentúa su error de las primeras horas. Su ministro del Interior tuvo que utilizar ayer las palabras que el presidente no se atrevió a pronunciar el sábado: «El proceso está roto, liquidado, acabado y es insalvable».

Sin embargo, Rubalcaba no dio aún el paso imprescindible hacia el único camino razonable que ahora tiene el Gobierno: la vuelta al consenso con el PP. El ministro no quiso comprometerse a una convocatoria del Pacto Antiterrorista, aunque anunció una ronda de contactos la semana que viene con todos los grupos parlamentarios, argumentando que el Gobierno quiere recuperar la unidad de las fuerzas políticas contra ETA. Lo cual no es más que un eufemismo, puesto que el Gobierno nunca perdió el respaldo de ERC, IU, CiU y PNV. El portavoz de ERC en el Parlamento catalán tuvo ayer la desfachatez de decir que ETA «ha puesto más de su parte» en el proceso que el Gobierno. Con socios así... La única quiebra ha sido la producida con el PP y con los millones de votantes a los que este partido representa.

Los dirigentes populares pueden haber hecho críticas exageradas -como la de acusar a Zapatero de rendirse ante ETA-, pero es indudable que Rajoy tenía toda la razón al advertir que no había ni un solo elemento para pensar que la banda estaba decidida a abandonar la violencia.

Cuestión de confianza

Al presidente del Gobierno no le deben doler prendas en reconocer que se equivocó, puesto que seguramente lo hizo de buena fe, y cuanto antes dé ese paso, mejor para todos. Por lo que se refiere al PP, lo lógico sería que su ejecutiva, que hoy se reúne de forma extraordinaria, hiciera un ofrecimiento al Gobierno para volver al Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo, comprometiéndose a cambio a no utilizar la lucha antiterrorista como elemento de confrontación política. En el seno de dicho pacto deberían tomarse iniciativas policiales, diplomáticas y judiciales, a través de la Fiscalía. Cuando los técnicos calculan que la reconstrucción de los destrozos de la T-4 costarán entre 30 y 40 millones de euros, hay que preguntarse si el fiscal seguirá poniendo pegas al embargo de los bienes de las herriko tabernas.

La convocatoria del Pacto Antiterrorista no debería aplazarse más de una o dos semanas, por lo cual si el Gobierno responde negativamente al emplazamiento del PP, Rajoy tendría que dar el paso de pedir al presidente del Gobierno que se someta de inmediato a una cuestión de confianza ante el Congreso para saber con qué respaldo cuenta para gobernar. Si Zapatero no accediera a esa petición, estaría justificada la exigencia de elecciones anticipadas. Sólo si el presidente del Gobierno se negara a pactar o someter su política al debate y a las urnas, estarían justificadas otro tipo de iniciativas, ya que un amplio sector de la sociedad española podría llegar a la conclusión de que para hacer frente a ETA sería preciso desembarazarse de Zapatero. No obstante, esperamos que el presidente esté a la altura de las circunstancias y se comporte como un hombre de Estado, dejando al margen los intereses partidistas.

Comentarios

Ciudadano ha dicho que…
Pero seniores del mundo, a estas alturas aun seguimos yendo por ahi de perdonavidas con ZP y su gobierno? O es que hay alguien tan tonto como para albergar la minima esperanza en ZP y su gobierno?

Luis del Pino lo tiene clarisimo asi que si queremos que alguna vez se resuelva el 11M hay que ir hasta el final. Si eso significa que la mitad del gobierno y la policia y el CNI tienen que ir a la carcel, mucho me temo que asi sucederia en un pais civilizado. Al fin y al cabo el 11M ha sido el mayor atentado de la historia del pais y de toda Europa.

Y que a nadie se le ocurra meter nada debajo de la alfombra que luego pasa lo que pasa, y lo digo por los del PP, que no se enteran.

Animo y un deseo de paz y felicidad para las personas de buen corazon.

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma